La madera en si presenta la ventaja de ser un gran aislante tanto acústico como térmico.

La conducción térmica de la madera es 1300 veces menor que el acero, 10 veces menor que el hormigón, y 40 veces menor que el ladrillo.

También aísla la electricidad 15 veces más que el cemento y 400 veces más que el acero y 1770 veces más que el aluminio.

A mayores de la propia madera, las 6 capas de materiales que posee el muro en su mayoría aislantes tanto térmicos como acústicos y en especial la lana de roca de primera calidad, permiten garantizar un ahorro de energía tanto para calefacción como para refrigeración de hasta un 40% con relación a la construcción tradicional. Por este motivo son viviendas calientes en invierno y frescas en verano.

La absorción acústica también se ve mejorada por los mismos aspectos de la térmica, la clave esta en el grueso del material aislante.

Ventajas Económicas
Presupuesto Cerrado
Aislamiento
Aislamiento
Aislamiento
Plazo de entrega
Ecológicas